Menu

6 may. 2016

Triángulo de las Bermudas, vuelos de Malasia, misterios en el Paralelo 27

Continuando con los diversos sucesos que han sido vilmente tapados, es importante saber que la Tierra-Gea-Gaia y todo cuanto existe no es como nos han hecho creer, un mundo que hay que explotar, deforestar bosques, contaminar ciudades provocar una escasez de agua, degradando las tierras cultivables o haciendo que infectemos sus mares-océanos, lagos, ríos para así intentar convertirla en un gran basurero enfermizo y contagioso.
Pero aparte también lo hacen en la estratósfera que nos circunda mientras a la vez desaparecen sin piedad una infinidad de especies naturales.
¿Pero cuál es el fin de querer acabar con nuestro hermoso planeta azul que tanto nos ha servido?
Así mismo además de amontonarnos en enormes ciudades y tener que pagar altas sumas de impuestos, hipotecas también han logrado insensibilizarnos, adormecernos, paralizarnos y así ir creando una raza decadente, sufrida, resignada, lo mismo que hibridada, llena de barbarie, guerras, corrupción a la par de una enorme cantidad de vicios y desenfrenos como nunca había existido en la historia.
Pero es importante saber que todavía medio sobrevive una valiosa biodiversidad ecológica la cual aún está inmersa de poderosos campos de frecuencia electromagnética con maravillosos centros de energía vital, circuitos, vórtices muy fuertes los cuales después de muchos siglos de invalidación, usurpación, ahora nuevamente y ante la sorpresa de muchos está empezando a reactivarse.
Se trata de poderosos campos vibracionales que nos han dejado con gran sabiduría y amor los Sabios Cosmocreatores del espacio con el fin de ayudarnos en nuestra evolución y conducción de energías físicas, psíquicas y espirituales.
Hablamos de enclaves altamente magnetizados desde edades remotas...una geobiología magnética que siempre existió, pero ahora con el enorme incremento de fotones-luz que descienden cada vez más, están volviendo a reactivarse como eran antes. Por eso empiezan a mostrarse hechos y fenómenos desconocidos...