Menu

12 jul. 2019

salud corporal, psico-emocional, estrés, ansiedad, depresión, pensar-sentir

En realidad la salud física, mental y emocional son estados naturales del cuerpo humano, sin embargo debido a los malos hábitos alimentarios y al estilo de vida, la mayoría de las gentes sufren diversas afecciones que coartan la capacidad de llevar una vida saludable.
Nuestro cuerpo físico es una extensión de la conciencia, y a su vez
nuestra mente y emociones influyen en la enfermedad y salud. Definitivamente nada está desconectado o separado y todo nuestro organismo labora al unísono con una perfección absoluta, ya que el fin es evolucionar positivamente.
Sin embargo en esta época oscura debemos comprender aquellos factores que perjudican el equilibrio necesario para llevar una auténtica salud: factores como el estrés, la ansiedad, culpabilidad, tristeza, desánimo, depresión, el solo prestar atención al negativismo, derrotismo, fobias, complejos son aspectos que buscan mantenernos derrotados e inconscientes…
Por ello es urgente crear una emoción positiva que nos ayude a fortalecer nuestra salud física e interna, aspectos como el cariño, el estado de ánimo positivo, la inteligencia emocional, la capacidad del perdón, la empatía, comprensión hacia los demás, la sana comunicación, son factores que pueden además fortalecer nuestra salud física, psicológica, emocional y espiritual y asimismo ayudar a los demás.
Entonces deberíamos hacer un mayor esfuerzo para que prevalezca la armonía y la paz en todo ambiente que nos desarrollemos, debería reinar la ecuanimidad, el cariño y el respeto sincero así como un verdadero apoyo humano y emocional. La clave principal está en aprender a saber pensar y sentir adecuadamente.